5 etapas en el proceso de Design Thinkning

por | Ago 30, 2020

Design Thinking es una metodología de diseño que proporciona un enfoque basado en soluciones para resolver problemas. Es extremadamente útil para abordar problemas complejos que están mal definidos o son desconocidos, al comprender las necesidades humanas involucradas, al reformular el problema de manera centrada en el ser humano, al crear muchas ideas en sesiones de lluvia de ideas y al adoptar un enfoque práctico. en prototipos y pruebas. Comprender estas cinco etapas de Design Thinking permitirá a cualquiera aplicar los métodos de Design Thinking para resolver problemas complejos que ocurren a nuestro alrededor, en nuestras empresas, en nuestros países e incluso en la escala de nuestro planeta.

Nos centraremos en el modelo de Design Thinking de cinco etapas propuesto por el Instituto de Diseño Hasso-Plattner en Stanford (d.school). d.school es la universidad líder a la hora de enseñar Design Thinking. Las cinco etapas de Design Thinking, según d.school, son las siguientes: Empatizar, Define (el problema), Idear, Prototipar y Evaluar. Echemos un vistazo más de cerca a las cinco etapas diferentes de Design Thinking.

1. Empatizar

La primera etapa del proceso de Design Thinking es obtener una comprensión empática del problema que está tratando de resolver. Esto implica consultar a expertos para obtener más información sobre el área de interés a través de la observación, la participación y la comprensión con las personas para comprender sus experiencias y motivaciones, así como sumergirse en el entorno físico para que pueda obtener una comprensión personal más profunda de los problemas involucrados. La empatía es crucial para un proceso de diseño centrado en el ser humano, como Design Thinking, y la empatía permite que los pensadores de diseño dejen de lado sus propias suposiciones sobre el mundo para obtener información sobre los usuarios y sus necesidades.

Dependiendo de las limitaciones de tiempo, en esta etapa se recopila una cantidad sustancial de información para usarla durante la siguiente etapa y para desarrollar la mejor comprensión posible de los usuarios, sus necesidades y los problemas que subyacen en el desarrollo de ese producto en particular.

2. Definir

Durante la etapa Definir, recopila la información que has creado y recopilado durante la etapa Empatizar. Aquí es donde analizará sus observaciones y las sintetizará para definir los problemas principales que usted y su equipo han identificado hasta este momento. Debe tratar de definir el problema como un ”planteamiento del problema” de una manera centrada en el ser humano.

Para ilustrar, en lugar de definir el problema como su propio deseo o una necesidad de la empresa como por ejemplo: “Necesitamos aumentar nuestra participación en el mercado de productos alimenticios entre las adolescentes jóvenes en un 5%”, una manera mucho mejor de definir el problema es: “Las adolescentes necesitan comer alimentos nutritivos para prosperar, estar saludables y crecer”.

La etapa Definir ayudará a los diseñadores de su equipo a reunir grandes ideas para establecer características, funciones y cualquier otro elemento que les permita resolver los problemas o, al menos permitir a los usuarios resolver los problemas ellos mismos con el mínimo de dificultad. En la etapa Definir, empezarás a avanzar a la tercera etapa Idear, haciendo preguntas que pueden ayudar a buscar ideas para encontrar soluciones preguntando por ejemplo: “¿Cómo podríamos … alentar a las adolescentes a realizar una acción que las beneficie y también involucre el producto o servicio de alimentos de su empresa?”

3. Idear

Durante la tercera etapa del proceso de Design Thinking, los diseñadores están listos para comenzar a generar ideas. Ha crecido para comprender a sus usuarios y sus necesidades en la etapa de empatía, y ha analizado y sintetizado sus observaciones en la etapa de definición y terminó con una declaración de problemas centrada en el ser humano. Con esta sólida formación, usted y los miembros de su equipo pueden comenzar a “pensar fuera de la caja” para identificar nuevas soluciones a la declaración del problema que ha creado, y pueden comenzar a buscar formas alternativas de ver el problema. Hay cientos de técnicas de ideación como Brainstorm (lluvia de ideas), Brainwrite que viene a significar ’escritura inteligente’(brain significa cerebro y writing, escritura), Worst Possible Idea (La peor idea posible) y SCAMPER (Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Buscar otros usos, Eliminar y Cambiar la forma.). Las sesiones de Brainstorm y Worst Posible Idea se usan normalmente para estimular el pensamiento libre y para expandir el espacio del problema. Es importante obtener tantas ideas o soluciones de problemas como sea posible al comienzo de la fase de Ideación. Debería elegir otras técnicas de ideación al final de la fase de ideación para ayudarlo a investigar y probar sus ideas, de modo que pueda encontrar la mejor manera de resolver un problema o proporcionar los elementos necesarios para evitarlo.

4. Prototipar

El equipo de diseño producirá ahora una serie de versiones reducidas y económicas del producto o características específicas que se encuentran dentro del producto, para que puedan investigar las soluciones de problemas generadas en la etapa anterior. Los prototipos se pueden compartir y probar dentro del propio equipo, en otros departamentos o en un pequeño grupo de personas fuera del equipo de diseño. Esta es una fase experimental, y el objetivo es identificar la mejor solución posible para cada uno de los problemas identificados durante las primeras tres etapas. Las soluciones se implementan dentro de los prototipos y una por una, se investigan, se aceptan, se mejoran y se vuelven a examinar o se rechazan en función de las experiencias de los usuarios. Al final de esta etapa, el equipo de diseño tendrá una mejor idea de las restricciones inherentes al producto y los problemas que están presentes, y tendrá una visión más clara de cómo los usuarios reales se comportarán, pensarán y sentirán cuando interactúen con el fin. producto.

5. Evaluar

Los diseñadores o evaluadores prueban rigurosamente el producto completo utilizando las mejores soluciones identificadas durante la fase de creación de prototipos. Esta es la etapa final del modelo de 5 etapas, pero en un proceso iterativo, los resultados generados durante la fase de prueba a menudo se usan para redefinir uno o más problemas e informar la comprensión de los usuarios, las condiciones de uso, cómo piensa la gente, el comportamiento,  sentir y empatizar. Incluso durante esta fase, se realizan modificaciones y mejoras para descartar soluciones de problemas y obtener una comprensión tan profunda del producto y sus usuarios como sea posible.

La naturaleza no lineal de Design Thinking

Es posible que hayamos esbozado un proceso de Design Thinking directo y lineal en el que una etapa aparentemente conduce a la siguiente con una conclusión lógica en las pruebas de los usuarios. Sin embargo, en la práctica, el proceso se lleva a cabo de una manera más flexible y no lineal. Por ejemplo, diferentes grupos dentro del equipo de diseño pueden realizar más de una etapa al mismo tiempo, o los diseñadores pueden recopilar información y prototipos durante todo el proyecto para permitirles dar vida a sus ideas y visualizar las soluciones del problema. Además, los resultados de la fase de prueba pueden revelar algunas ideas sobre los usuarios, lo que a su vez puede llevar a otra sesión de intercambio de ideas (Idear) o al desarrollo de nuevos prototipos (Prototipear).

Es importante tener en cuenta que las cinco etapas no siempre son secuenciales, no tienen que seguir ningún orden específico y a menudo pueden ocurrir en paralelo y repetirse de forma iterativa. Como tales, las etapas deben entenderse como diferentes modos que contribuyen un proyecto en lugar de pasos secuenciales. Sin embargo, lo sorprendente del modelo de Design Thinking de cinco etapas es que sistematiza e identifica las 5 etapas / modos que espera realizar en un proyecto de diseño y en cualquier proyecto innovador de resolución de problemas. Cada proyecto incluirá actividades específicas del producto en desarrollo pero la idea central detrás de cada etapa sigue siendo la misma.

Design Thinking no debe verse como un enfoque concreto e inflexible al diseño; Las etapas o componentes identificadas en la ilustración anterior sirven como guía para las actividades que normalmente se llevarían a cabo. Con el fin de obtener los conocimientos más puros e informativos para su proyecto en particular, estas etapas pueden cambiarse o realizarse de manera concurrente y repetirse varias veces para expandir el espacio de la solución y concentrarse en las mejores soluciones posibles.

Como observará en la ilustración anterior, uno de los principales beneficios del modelo de cinco etapas es la forma en que el conocimiento adquirido en las etapas posteriores puede retroalimentar las etapas anteriores. La información se usa continuamente tanto para informar la comprensión del problema y los espacios de solución como para redefinir el (los) problema (s). Esto crea un bucle perpetuo, en el que los diseñadores continúan obteniendo nuevos conocimientos, desarrollan nuevas formas de ver el producto y sus posibles usos y desarrollan una comprensión mucho más profunda de los usuarios y los problemas que enfrentan.

El origen del modelo de 5 etapas

En su texto seminal de 1969 sobre métodos de diseño, “Las ciencias de lo artificial”, el premio Nobel Herbert Simon describió uno de los primeros modelos formales del proceso Design Thinking. El modelo de Simon consta de siete etapas principales, cada una con etapas y actividades (componentes) y tuvo gran influencia en la configuración de algunos de los modelos de procesos de Design Thinking más utilizados en la actualidad. Existen muchas variantes del proceso de Design Thinking en uso en el siglo XXI, y aunque pueden tener diferentes números de etapas que van de tres a siete, todas se basan en los mismos principios presentados en el modelo de Simon de 1969. Nos centramos en el modelo de Design Thinking de cinco etapas propuesto por el Instituto de Diseño Hasso-Plattner en Stanford (d.school).

Que nos llevamos

En esencia el proceso Design Thinking es iterativo, flexible y está enfocado en la colaboración entre diseñadores y usuarios, con un énfasis en dar vida a las ideas basadas en cómo los usuarios reales piensan, sienten y se comportan.

Design Thinking aborda problemas complejos mediante:

  1. Empatizar: entendiendo las necesidades humanas involucradas.
  2. Definir: Reenmarcar y definir el problema de manera centrada en el ser humano.
  3. Idear: Creando muchas ideas en sesiones de ideación.
  4. Creación de prototipos: Adopción de un enfoque práctico en la creación de prototipos.
  5. Pruebas: Desarrollo de un prototipo / solución al problema.

Written By MauroDevInter

Artículos Relacionados

¿ Listo para comenzar ?

Póngase en contacto o cree una cuenta.