Lección 1 de 0
En Progreso

1.2 : ¿Qué es el Design Thinking y por qué es tan popular?

29 junio, 2022

El pensamiento de diseño no es exclusivo de los diseñadores: todos los grandes innovadores de la literatura, el arte, la música, la ciencia, la ingeniería y los negocios lo han practicado. Entonces, ¿por qué llamarlo pensamiento de diseño ? Bueno, eso es porque son los procesos de trabajo de diseño los que nos ayudan a extraer, enseñar, aprender y aplicar sistemáticamente técnicas centradas en el ser humano para resolver problemas de una manera creativa e innovadora, en nuestros diseños, negocios, países y vidas.

Algunas de las marcas líderes del mundo, como Apple, Google y Samsung, adoptaron rápidamente el enfoque del pensamiento de diseño y las principales universidades de todo el mundo enseñan la metodología relacionada, incluidas Stanford, Harvard, Imperial College London y el Instituto Srishti en India. Antes de incorporar el pensamiento de diseño en sus propios flujos de trabajo, necesita saber qué es y por qué es tan popular. Aquí, vamos al grano y le diremos de qué se trata el pensamiento de diseño y por qué tiene tanta demanda.

Entonces, ¿qué es Design Thinking?

El pensamiento de diseño es un proceso iterativo en el que busca comprender a sus usuarios, desafiar suposiciones, redefinir problemas y crear soluciones innovadoras que pueda prototipar y probar. El objetivo general es identificar estrategias y soluciones alternativas que no son evidentes al instante con su nivel inicial de comprensión. Por lo tanto, el pensamiento de diseño proporciona un enfoque basado en soluciones para resolver problemas que lo ayuda a hacerlo de una manera creativa y colaborativa. El pensamiento de diseño es más que un simple proceso; abre una forma de pensar completamente nueva y ofrece una colección de métodos prácticos para ayudarlo a aplicar esta nueva mentalidad.

En esencia, el pensamiento de diseño:

  • Gira en torno a un profundo interés por comprender a las personas para las que diseñamos productos y servicios.
  • Nos ayuda a observar y desarrollar empatía con los usuarios objetivo.
  • Mejora nuestra capacidad de cuestionar: en el pensamiento de diseño se cuestiona el problema, los supuestos y las implicaciones.
  • Resulta extremadamente útil cuando aborda problemas que están mal definidos o desconocidos.
  • Implica la experimentación continua a través de bocetos, prototipos, pruebas y ensayos de nuevos conceptos e ideas.

¿Cuáles son las 5 fases del Design Thinking?

El pensamiento de diseño es un proceso iterativo y no lineal que consta de cinco fases: 1. Empatizar, 2. Definir, 3. Idear, 4. Hacer prototipos y 5. Probar. 
Puede realizar estas etapas en paralelo, repetirlas y volver a una etapa anterior en cualquier punto del proceso. 
El propósito principal del proceso es permitirle trabajar de manera dinámica para desarrollar y lanzar ideas innovadoras.

Design Thinking te hace pensar fuera de la caja

El pensamiento de diseño puede ayudar a las personas a pensar de forma innovadora o innovadora. Personas que utilizan esta metodología:

  • Intente desarrollar nuevas formas de pensar, formas que no cumplan con los métodos dominantes o más comunes de resolución de problemas.
  • Tener la intención de mejorar productos, servicios y procesos. Buscan analizar y comprender cómo los usuarios interactúan con los productos para investigar las condiciones en las que operan.
  • Haga preguntas importantes y desafíe las suposiciones. Un elemento del pensamiento fuera de la caja / fuera de la caja es falsificar los supuestos previos, es decir, hacer posible probar si son válidos o no. Una vez que cuestione e investigue las condiciones de un problema, el proceso de generación de soluciones lo ayudará a producir ideas que reflejen las limitaciones y facetas genuinas de ese problema en particular.

Como puede ver, el pensamiento de diseño nos ofrece un medio para pensar fuera de la caja y también profundizar un poco más en la resolución de problemas. Nos ayuda a realizar el tipo de investigación adecuado, crear prototipos y probar nuestros productos y servicios para descubrir nuevas formas de satisfacer las necesidades de nuestros usuarios.

El gran anciano de la experiencia del usuario, Don Norman , quien también acuñó el término “experiencia del usuario”, amplía esto cuando dice:

“… Cuanto más meditaba sobre la naturaleza del diseño y reflexionaba sobre mis encuentros recientes con ingenieros, empresarios y otras personas que resolvieron ciegamente los problemas que pensaban que estaban enfrentando sin cuestionar ni estudiar más, me di cuenta de que estas personas podrían beneficiarse de una buena dosis del pensamiento de diseño. Los diseñadores han desarrollado una serie de técnicas para evitar ser capturados por una solución demasiado sencilla. Toman el problema original como una sugerencia, no como una declaración final, luego piensan ampliamente sobre cuáles son los problemas reales que subyacen a esta declaración del problema.realmente podría ser (por ejemplo, utilizando el enfoque de los “cinco porqués” para llegar a las causas fundamentales). Lo más importante de todo es que el proceso es iterativo y expansivo. Los diseñadores resisten la tentación de saltar inmediatamente a una solución al problema planteado. En cambio, primero dedican tiempo a determinar cuál es el problema básico y fundamental (raíz) que debe abordarse. No intentan buscar una solución hasta que han determinado el problema real, e incluso entonces, en lugar de resolver ese problema, se detienen a considerar una amplia gama de posibles soluciones. Solo entonces finalmente convergerán sobre su propuesta. Este proceso se llama “Design Thinking”.

– Don Norman, repensar el pensamiento de diseño

El Design Thinking es para todos

¿Cuántas personas participan en el proceso de diseño cuando su organización decide crear un nuevo producto o servicio? Los equipos que crean productos a menudo están compuestos por personas de una variedad de departamentos diferentes. Por esta razón, puede resultar difícil desarrollar, categorizar y organizar ideas y soluciones para los problemas que intenta resolver. Una forma de mantener un proyecto encaminado y organizar las ideas centrales es utilizar un enfoque de pensamiento de diseño, ¡y todos pueden participar en eso!

Tim Brown, CEO de la célebre firma de innovación y diseño IDEO, enfatiza esto en su exitoso libro Change by Design cuando dice que las técnicas y estrategias de pensamiento de diseño pertenecen a todos los niveles de una empresa. El pensamiento de diseño no es solo para diseñadores, sino también para empleados creativos, autónomos y líderes que buscan infundirlo en todos los niveles de una organización. Esta adopción generalizada del pensamiento de diseño impulsará la creación de productos y servicios alternativos tanto para las empresas como para la sociedad.

“El pensamiento de diseño comienza con las habilidades que los diseñadores han aprendido durante muchas décadas en su búsqueda por hacer coincidir las necesidades humanas con los recursos técnicos disponibles dentro de las limitaciones prácticas de los negocios. Al integrar lo que es deseable desde un punto de vista humano con lo que es tecnológicamente factible y económicamente viable, los diseñadores han podido crear los productos que disfrutamos hoy. El pensamiento de diseño da el siguiente paso, que es poner estas herramientas en manos de personas que quizás nunca se hayan considerado diseñadores y aplicarlas a una gama mucho mayor de problemas “.

– Tim Brown, Change by Design, Introducción

Las técnicas y estrategias del pensamiento de diseño pertenecen a todos los niveles de una empresa. 
Debe involucrar a colegas de una amplia gama de departamentos para crear un equipo multifuncional que pueda utilizar el conocimiento y la experiencia de diferentes especialidades.

Tim Brown también muestra cómo el pensamiento de diseño no es solo para todos, también se trata de todos. El proceso se basa firmemente en cómo puede generar una comprensión holística y empática de los problemas que enfrentan las personas. El pensamiento de diseño implica conceptos ambiguos e intrínsecamente subjetivos, como emociones, necesidades, motivaciones e impulsores del comportamiento. Esto contrasta con los enfoques exclusivamente científicos, como la investigación cuantitativa, por ejemplo, donde existe una mayor distancia entre los procesos de comprensión y la prueba de las necesidades y emociones de los usuarios.

Tim Brown resume que el pensamiento de diseño proporciona una tercera forma de ver los problemas. Es esencialmente un enfoque de resolución de problemas que ha cristalizado en el campo del diseño para combinar una perspectiva holística centrada en el usuario con investigación racional y analítica, todo con el objetivo de crear soluciones innovadoras.

“El pensamiento de diseño aprovecha las capacidades que todos tenemos, pero que las prácticas de resolución de problemas más convencionales pasan por alto. No está solo centrado en el ser humano; es profundamente humano en sí mismo. El pensamiento de diseño se basa en nuestra capacidad para ser intuitivos, para reconocer patrones, para construir ideas que tengan un significado emocional y funcional, para expresarnos en medios que no sean palabras o símbolos. Nadie quiere dirigir un negocio basado en el sentimiento, la intuición y la inspiración, pero depender demasiado de lo racional y lo analítico puede ser igualmente peligroso. El enfoque integrado en el núcleo del proceso de diseño sugiere una ‘tercera vía’ ”.

– Tim Brown, Change by Design, Introducción

El Design Thinking tiene un lado científico

El pensamiento de diseño es tanto un arte como una ciencia. Combina investigaciones sobre elementos ambiguos del problema con investigación racional y analítica , en otras palabras, el lado científico. Este brebaje mágico revela parámetros previamente desconocidos y ayuda a descubrir estrategias alternativas que conducen a soluciones verdaderamente innovadoras.

Las actividades científicas analizan cómo los usuarios interactúan con los productos e investigan las condiciones en las que operan. Incluyen tareas que:

  • Investigar las necesidades de los usuarios.
  • Experiencia en piscinas de proyectos anteriores.
  • Considere las condiciones presentes y futuras específicas del producto.
  • Pruebe los parámetros del problema.
  • Probar la aplicación práctica de soluciones alternativas a problemas.

Una vez que se llega a una serie de posibles soluciones, el proceso de selección se sustenta en la racionalidad. Como diseñador, se le anima a analizar y falsificar estas soluciones para llegar a la mejor opción disponible para cada problema u obstáculo identificado durante las fases del proceso de diseño.

Restablecer nuestras cajas mentales y desarrollar una nueva mentalidad

Pensar fuera de la caja puede proporcionar una solución innovadora a un problema complicado. Sin embargo, pensar fuera de la caja puede ser un verdadero desafío, ya que naturalmente desarrollamos patrones de pensamiento que se basan en las actividades repetitivas y el conocimiento de acceso común que nos rodea.

Hace algunos años ocurrió un incidente en el que un camionero intentó pasar por debajo de un puente bajo. Pero falló y el camión quedó encajado firmemente debajo del puente. El conductor no pudo continuar conduciendo o retrocediendo.

La historia cuenta que cuando el camión se atascó, causó problemas de tráfico masivos, lo que resultó en que el personal de emergencia, los ingenieros, los bomberos y los conductores de camiones se reunieran para idear y negociar varias soluciones para desalojar el vehículo atrapado.

Los trabajadores de emergencia estaban debatiendo si desmantelar partes del camión o descascarillar partes del puente. Cada uno habló de una solución que se ajustaba a su respectivo nivel de experiencia.

Un niño que pasaba y era testigo del intenso debate miró el camión, el puente, luego miró la carretera y dijo con indiferencia: “¿Por qué no dejar salir el aire de los neumáticos?” para el asombro absoluto de todos los especialistas y expertos que intentan desentrañar el problema.

Cuando se probó la solución, el camión pudo conducir libremente con facilidad, habiendo sufrido solo el daño causado por su intento inicial de pasar por debajo del puente. La historia simboliza las luchas que enfrentamos, donde a menudo las soluciones más obvias son las más difíciles de conseguir debido a las limitaciones autoimpuestas en las que trabajamos.

A menudo, para nosotros, los seres humanos, es difícil desafiar nuestras suposiciones y conocimientos cotidianos, porque confiamos en la construcción de patrones de pensamiento para no tener que aprender todo desde cero cada vez. Confiamos en realizar los procesos cotidianos de forma más o menos inconsciente, por ejemplo, cuando nos levantamos por la mañana, comemos, caminamos y leemos, pero también cuando evaluamos los desafíos en el trabajo y en nuestra vida privada. En particular, los expertos y especialistas confían en sus patrones de pensamiento sólidos, y puede ser muy desafiante y difícil para los expertos comenzar a cuestionar sus conocimientos.

Las historias tienen el poder de inspirar

¿Por qué les contamos esta historia sobre el camión y el puente? Bueno, porque las historias pueden ayudarnos a inspirar oportunidades, ideas y soluciones. Las historias se enmarcan en torno a personas reales y sus vidas, y son importantes porque son relatos de eventos específicos, no declaraciones generales. Nos proporcionan detalles concretos que nos ayudan a imaginar soluciones a problemas particulares.

Las historias también te ayudan a desarrollar el ojo de un diseñador. Mientras caminas por el mundo, debes tratar de buscar las historias de diseño que te rodean. Dígase a sí mismo “ese es un ejemplo de gran diseño” o “ese es un ejemplo de un diseño realmente malo” y trate de averiguar las razones. Cuando se encuentre con algo particularmente significativo, asegúrese de documentarlo a través de fotos o videos. Esto resultará beneficioso no solo para usted y su práctica de diseño, sino también para otros, tal vez para sus futuros clientes.