Lección 1 de 0
En Progreso

1.7 : Prevención de errores

30 junio, 2022

Una de las diez pautas de diseño de interfaces de usuario de Jakob Nielsen y Rolf Molich (1990) es la “prevención de errores”. Como dice el refrán, “es mejor prevenir que curar”; Los sistemas deben diseñarse para limitar el margen de error del usuario, en lugar de intentar encontrar las “mejores soluciones”.

Las cuatro imágenes de arriba muestran que hay varias formas en que el diseño puede ayudar a prevenir errores.

Ejemplos de buen diseño

  1. La imagen superior izquierda muestra cómo la búsqueda de Google ayuda a los usuarios al ofrecer sugerencias basadas en su entrada. Como puede ver, aunque el usuario haya escrito el diseño incorrectamente, las sugerencias le brindan un medio para corregir instantáneamente su error, seleccionando una de las siguientes opciones.
  2. En la parte superior derecha verá el campo de búsqueda de Wikipedia, para evitar errores del usuario, el cursor se coloca inmediatamente sobre el cuadro de entrada para que los usuarios puedan ingresar su búsqueda en el momento en que llegan. Los diseñadores de Wikipedia han identificado el principal objetivo del usuario: realizar una búsqueda. Diseñar el sitio para respaldar este objetivo principal significa que es mucho menos probable que los usuarios completen su búsqueda en el campo de entrada incorrecto.
  3. La imagen de abajo a la izquierda, tomada de Balsamiq, muestra otra forma en que el diseño puede ayudar a prevenir errores del usuario al establecer acciones primarias y secundarias, con el botón ‘enviar’ posicionado antes y más grande que el botón ‘cancelar’. Este diseño tiene la ventaja de evitar la selección incorrecta del botón cancelar, al tiempo que ofrece al usuario la oportunidad de corregir un error o simplemente cancelar su tarea actual.
  4. La imagen inferior derecha, tomada de Yammer, evita el doble clic erróneo bloqueando el botón de actualización una vez que los usuarios han hecho clic en él una vez. Esta función puede resultar una adición útil a los sitios que permiten a los usuarios dejar comentarios, publicaciones o blogs, ya que evita la publicación doble accidental que ha sido corregida por el usuario o el maestro del sitio.

Algunos errores son inevitables y, cuando ocurren, el diseño de la interfaz de usuario debería permitir a los usuarios reconocer, diagnosticar y recuperar, otras pautas de diseño establecidas por Nielsen y Molich.

En resumen

Las interfaces de usuario deben ser “indulgentes”. Al perdonar, queremos decir que no deben castigar a los usuarios por sus inevitables deslices, sino que deben ayudar a los usuarios a recuperarse de sus errores y, si es posible, liberarlos de la responsabilidad de corregir las cosas.