Lección 1 de 0
En Progreso

3.7 : La ley del cierre: Gestalt y diseño web

3 julio, 2022

La ley del cierre se puede utilizar para lograr características visuales llamativas, sin tener que proporcionar detalles finos.

Aplicación de las leyes

Los objetos no tienen que estar completos o completos para que podamos identificarlos con éxito como tales. Por ejemplo, las figuras que están ocluidas o simplemente incompletas todavía se perciben como completas aunque no podamos ver el ítem completo. Este fenómeno perceptivo se conoce como la “Ley del Cierre”, que es un principio de organización perceptiva identificado por los Gestaltistas.

Un ejemplo

El logotipo de WWF es un ejemplo común de cierre en el diseño; destacando nuestra capacidad de “cerrar” la forma abierta en una figura completa y reconocible (es decir, un panda). La ley del cierre tiene muchas aplicaciones prácticas en el diseño web, como mantener una buena relación datos-tinta al incluir elementos gráficos individuales o agrupar elementos.

Gracias al efecto sesgado del cierre en la percepción humana, una pequeña cantidad de información puede estimular la impresión completa de un objeto o escena. Por ejemplo, un gráfico de barras generalmente consta de un eje X e Y, pero las barras no están encerradas con un límite completo. A pesar de que consta de solo dos líneas (es decir, los ejes), todavía vemos el gráfico como cerrado y completo.

Por lo tanto, hay ocasiones en las que el diseñador puede mantener al mínimo el número de elementos componentes en una pantalla, sin sacrificar el significado ni afectar la capacidad del usuario para identificar grupos o información importante.