Lección 1 de 0
En Progreso

6.2 : Etapa 5 en el proceso de Design Thinking: Prueba

30 junio, 2022

Empleamos una amplia gama de métodos de prueba durante el proceso de pensamiento de diseño, muchos de los cuales también se utilizan en procesos de interacción hombre-computadora (HCI) y diseño centrado en el usuario (UCD). En el corazón de estos métodos está la necesidad de probar nuestras soluciones para que podamos mejorarlas. Los comentarios de los usuarios no tienen precio; sin ellos, el proceso de diseño iterativo fallará. Por lo tanto, debe buscar comentarios siempre que sea posible, utilizar personas reales en sus pruebas y analizar los resultados para determinar qué es lo correcto (y lo incorrecto) de su diseño. Así es como puede crear una solución que sea deseable para las personas, factible de implementar y viable para el éxito a largo plazo.

Debe realizar pruebas a lo largo del proceso de pensamiento de diseño. Las pruebas van de la mano con los prototipos, ya que la mayoría de las veces probará sus prototipos con los usuarios. Teniendo esto en cuenta, debes crear prototipos constantemente, comenzar con los de baja fidelidad y pasar a los de mayor fidelidad a medida que avanzas, y probarlos con los usuarios. Cuando prueba sus ideas y prototipos con los usuarios, obtiene una comprensión más profunda de sus usuarios y también obtiene sus comentarios para mejorar sus diseños.

De hecho, la etapa de prueba del proceso de pensamiento de diseño a menudo se alimenta de otras etapas : sus hallazgos le permiten empatizar y comprender mejor a sus usuarios; puede conducir a conocimientos que cambien la forma en que define el planteamiento de su problema; puede generar nuevas ideas para resolver el problema del usuario; y, finalmente, te ayuda a mejorar tu prototipo.

Las cinco etapas del Design Thinking (empatizar, definir, idear, crear prototipos y probar) no son pasos secuenciales en un proyecto. En su lugar, son “modos” que asume durante cada fase de su proyecto (a veces en paralelo o en ciclos iterativos), como y cuando le brindarían el mayor aprendizaje y valor. Por ejemplo, puede crear prototipos al principio del proyecto, antes de la ideación, para ayudar a su equipo a identificarse con los usuarios.

La etapa de prueba del proceso de pensamiento de diseño a menudo alimenta las otras etapas; esa es la belleza del proceso de diseño iterativo.
© titular: Teo Yu Siang y la Interaction Design Foundation: CC BY-NC-SA 3.0.

5 Pautas para realizar una prueba

1. Muestre, no diga: deje que sus usuarios experimenten el prototipo

Asegúrate de presentarte. Nunca, nunca digas que eres el diseñador, incluso si lo eres. Las personas serán menos honestas con los comentarios si creen que usted es el autor y no querrán herir sus sentimientos. Explique cuánto tiempo debe durar la sesión, cuáles son sus expectativas para ellos y qué van a hacer. Siempre pregunte si tienen alguna pregunta antes de comenzar.

Evite explicar en exceso cómo funciona su prototipo o cómo se supone que debe resolver los problemas de su usuario. Deje que la experiencia de los usuarios al usar el prototipo hable por sí misma y observe sus reacciones.

2. Pida a los participantes que hablen de su experiencia

Cuando los participantes estén explorando el prototipo, pídales que le digan lo que están pensando. Hágales saber que deben pensar en voz alta y decir lo que piensan durante toda la sesión de prueba. Esto no es algo natural para las personas, por lo que es posible que deba solicitar al participante durante la prueba que se lo recuerde. En su introducción a la prueba, asegúrese de informarles que está esperando esto y de darles un ejemplo. Quieres que te hagan saber lo que esperan que suceda cuando seleccionan algo o lo que esperaban ver en la pantalla según el título o la ubicación.

3. Observe a sus participantes

Sea un observador neutral. Observe cómo sus participantes usan su prototipo y resista la tentación de corregirlos cuando malinterpretan cómo se supone que debe usarse. Los errores son valiosas oportunidades de aprendizaje. Recuerde que está probando el prototipo , no el participante.

4. Haga preguntas de seguimiento

Siempre haga un seguimiento con preguntas, incluso si cree que sabe lo que quiere decir el participante. Haga preguntas como “¿Qué quieres decir cuando dices ___?”, “¿Cómo te hizo sentir eso?”, “¿Qué esperabas que sucediera?” y, lo más importante, “¿Por qué?”.

El objetivo final: soluciones deseables, factibles y viables

El proceso de pensamiento de diseño no sigue una secuencia fija de pasos, pero tiene un punto final ideal. El objetivo final de cada proyecto de pensamiento de diseño es una solución que sea deseable, factible y viable.

  • La deseabilidad se centra en las personas. Es lo que pone lo “humano” en el diseño centrado en el ser humano. Su solución es deseable si apela a las necesidades, emociones y comportamientos de las personas a las que se dirige.
  • La viabilidad tiene que ver con la tecnología. ¿Su solución de diseño es técnicamente posible o depende de una tecnología que aún no se ha inventado (o lo suficientemente buena para un uso regular)?
  • La viabilidad se trata de si su solución de diseño funciona como un negocio. ¿Existe un modelo de negocio apropiado detrás de su solución, o colapsaría después de algunos años sin contribuciones de inversionistas o donantes? El pensamiento de diseño no se trata de obtener ganancias, pero las buenas soluciones de diseño deben ser autosuficientes. De esa manera, puede continuar apoyando y mejorando su solución mucho más allá de la fecha límite del proyecto.

Cuando seas capaz de crear un prototipo (o producto o servicio terminado) que satisfaga las pruebas de conveniencia, viabilidad y viabilidad, date una palmada en la espalda, felicita a tu equipo, ¡o incluso haz un pequeño baile si quieres! Ha diseñado una solución que tendrá un impacto positivo en las personas que lo rodean y que continuará mejorando vidas en los años venideros.